• 1:58 pm
Waffles de avena

Hoy, te invitamos a descubrir nuestra receta de waffles de avena, una opción de desayuno que combina el sabor con la nutrición y los ingredientes naturales.

Esta es una combinación imperdible, la avena es un grano integral con un alto contenido de fibra, vitaminas y minerales. El huevo y los lácteos, son buenas fuentes de proteína y vitaminas y la fruta, es un alimento repleto de vitaminas, minerales y antioxidantes. Al combinar estos ingredientes simples y frescos, logramos la preparación ideal.

En esta receta, te guiaremos paso a paso para lograr unos waffles tiernos por dentro y crujientes por fuera, con el toque nutritivo que vela por tu salud física. Prepara tu licuadora, enciende tu máquina para waffles y prepárate para crear un desayuno único.


Ingredientes (para 6- 10 waffles).

  • 1 taza de harina de avena (avena molida en un procesador).
  • 1.5 cucharaditas de polvo de hornear.
  • 3/4 taza de leche (puede ser leche vegetal)
  • 1 huevo
  • 1 Plátano dominico (o 1 manzana cocida).
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de mantequilla o ghee (mantequilla clarificada).

Instrucciones:

Prepara la mezcla: en un tazón grande, mezcla la harina de avena y la vainilla.

Prepara la mezcla líquida: en otro tazón, bate el huevo y luego agrega la leche y el plátano dominico triturado. Mezcla bien.

Combina los ingredientes: agrega la mezcla líquida a los ingredientes secos y mezcla hasta que la masa esté suave y sin grumos.

Calienta la Wafflera: precalienta la wafflera y úntala con un poco de mantequilla para evitar que los waffles se peguen.

Cocción: vierte la masa en la wafflera calienta y cocina hasta que estén dorados y crujientes.

Servir: sirve los waffles de avena con tus toppings favoritos, como frutas frescas, yogurt o crema natural de nueces.


¡Disfruta de estos waffles de avena como un desayuno nutritivo y delicioso! Puedes personalizarlos agregando tus ingredientes preferidos y adaptándolos a tu gusto. Aquí te dejamos otras sugerencias:

-Con cacao.

-Con matcha.

-Salados, con espinaca.

-Con canela y manzana.

¿Cuál otra se te ocurre?

  • Waffles de avena salados, con espinaca
  • Waffles de avena con cacao

Historia de los waffles:

Los waffles tienen un origen antiguo, la idea de cocinar masa o mezcla de granos en un patrón de rejilla proviene de hace miles de años.

Se cree que los waffles tienen sus orígenes en la antigua Grecia, donde se cocinaban mezclas de granos entre dos planchas de metal calentadas. Estas mezclas se asemejaban más a panqueques que a los waffles que conocemos hoy, pero eran un antecedente. Los romanos también tenían una forma primitiva de waffles. Preparaban obleas con leche y harina que cocinaban entre dos planchas de hierro caliente.

Durante la Edad Media, los waffles se hicieron populares en Europa, especialmente en Bélgica y Francia. En esta época, se utilizaban planchas decorativas que daban a los waffles un patrón distintivo. En el siglo XVII, los holandeses llevaron sus “wafel” (como se les llamaba en neerlandés) a América, donde se hicieron populares en la colonia neerlandesa de Nueva Ámsterdam, que luego se convirtió en Nueva York.

Con la invención de la máquina para hacer waffles eléctrica en 1918 por General Electric, los waffles se volvieron más accesibles para la población en general y se convirtieron en el desayuno en muchos hogares.

Hoy en día, los waffles son consumidos en todo el mundo y se han adaptado y transformado en una variedad de recetas y sabores. Cada región tiene su propia versión de esta preparación.


También te recomendamos nuestro pan francés como una opción para el desayuno.

Lnca. Rocío Bou

Lic en Nutrición y Ciencia de los Alimentos

Deja un comentario