• 1:05 pm

¿Buscas una opción deliciosa y práctica? Estas bolitas de avena son fáciles de hacer, están llenas de ingredientes nutritivos y te brindan un impulso de energía cuando más lo necesitas. ¡Sigue leyendo para descubrir cómo hacerlas!


Ingredientes:

  • 1 taza de avena integral (puedes usar avena instantánea si lo prefieres)
  • 1/2 taza de mantequilla de nueces natural (como mantequilla de almendras o nueces sin azúcar)
  • 30 ml o 2 cucharadas de miel de abeja.
  • 1/4 taza de nueces o almendras picadas (o cualquier otra nuez de tu elección)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Una pizca de sal

Instrucciones:

  1. Mezclar los Ingredientes Secos: En un tazón grande, combina la avena y las nueces o almendras picadas. Mezcla bien los ingredientes secos hasta que estén bien combinados.
  2. Agregar los Ingredientes Húmedos: Añade la mantequilla de nueces, la miel y el extracto de vainilla al tazón con los ingredientes secos. Mezcla todo hasta obtener una masa pegajosa y homogénea.
  3. Formar las Bolitas: Con la masa lista, toma pequeñas porciones y forma bolitas del tamaño de una nuez entre tus manos. Si la masa está demasiado pegajosa, puedes humedecer tus manos ligeramente con agua para facilitar el proceso.
  4. Refrigerar: Coloca las bolitas en una bandeja para hornear o en un plato y mételas en el refrigerador durante al menos 30 minutos para que se endurezcan.
  5. Disfrutar: Una vez que las bolitas de avena estén firmes, ¡están listas para comer! Guárdalas en un recipiente hermético en el refrigerador para mantener su frescura. Son perfectas para llevar como bocadillo a cualquier lugar o para disfrutar en casa en cualquier momento del día.

Recuerda que asistir con un nutricionista es la mejor alternativa cuando se trata de recomendaciones en salud y alimentación. Esta receta es sólo de referencia y no reemplaza el consejo nutricional individualizado.

Lnca. Rocío Bou

Lic en Nutrición y Ciencia de los Alimentos

Deja un comentario