El arroz con pollo es un plato tradicional que forma parte de diversas culturas de todo el mundo.

La historia en México se remonta a la época prehispánica y ha evolucionado a lo largo de los siglos, fusionando las tradiciones culinarias indígenas con las influencias europeas y africanas. En México, el arroz con pollo es conocido por diferentes nombres dependiendo de la región, como “arroz con pollo” o “arroz a la mexicana”. Esta es una receta que combina todos los grupos de alimentos y puede formar parte de un patrón de alimentación saludable.


Ingredientes:

  • 1 taza de arroz
  • 400g de pechuga de pollo en trozos
  • 1 cucharadita de comino en polvo
  • 1 cucharadita de paprika (o Chile en polvo)
  • Pimienta al gusto
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla, picada
  • 1 diente de ajo
  • 2 zanahorias, cortadas en rodajas
  • 1 taza de ejotes, cortados en trozos
  • 2 calabacitas, cortadas en dados
  • 3 jitomates, picados
  • 2 tazas de agua
  • Perejil fresco para decorar (opcional)

Preparación:

1.En un tazón, mezcla el pollo con el comino, chile en polvo o paprika y pimienta. Asegúrate de que el pollo esté bien cubierto con las especias.

2.Calienta el aceite en una sartén grande a fuego medio-alto. Agrega el pollo sazonado y cocina hasta que esté dorado por todos lados. Retira el pollo de la sartén y reserva.

3.En la misma sartén, saltea el ajo y la cebolla hasta que esté transparente.

4.Añade las zanahorias, ejotes, calabacitas y jitomates cortados a la sartén. Cocina por unos minutos hasta que las verduras estén ligeramente tiernas.

5.Agrega el arroz a la sartén y cocina durante unos minutos hasta que esté ligeramente dorado.

6.Vuelve a colocar el pollo en la sartén y vierte el agua. Lleva la mezcla a ebullición.

7.Reduce el fuego a bajo, cubre la sartén y cocina a fuego lento durante unos 20-25 minutos, o hasta que el arroz esté cocido y el líquido se haya absorbido.

Al final, puedes decorar con perejil fresco si lo deseas o añadir nueces de la india o anacardos.


¿Por qué es un platillo que puede entrar en un patrón de alimentación saludable?

Balance Nutricional: Combina proteínas magras del pollo con carbohidratos no refinados provenientes del arroz.

Variedad de verduras: incluyen una variedad de verduras como tomates, cebollas, zanahorias y chiles; lo que añade compuestos bioactivos, vitaminas, minerales y fibra.

Bajo en grasas saturadas: Al elegir cortes magros de pollo y no ser un platillo que requiera de frituras, el arroz con pollo puede ser una opción baja en grasas saturadas.

Fuente de Energía: El arroz proporciona energía y en conjunto con los vegetales y proteína, se retarda el vaciamiento gástrico y absorción intestinal, lo que hace que los nutrientes lleguen lentamente al torrente sanguíneo, lo que puede ayudar a mantener niveles de energía estables a lo largo del día.

Es importante destacar que el perfil nutricional de cualquier platillo también depende de cómo se prepare. Cocinar con moderación en aceites saludables, evitar el exceso de sal y elegir ingredientes frescos contribuyen a hacer del arroz con pollo una opción nutritiva en el contexto de un patrón de alimentación saludable.


Te recomendamos esta ensalada,

para que le sumes folato y vitamina K a tu comida.


¿Buscas recomendaciones individualizadas?

Yo Rocío estoy a tus órdenes y me encantaría ser tu nutri.

Lnca. Rocío Bou

Lic en Nutrición y Ciencia de los Alimentos

Deja un comentario