• 11:28 pm

La espinaca, rica en hierro y vitaminas (como folato y vitamina K), se combina perfectamente con las fresas, que aportan vitamina C y una dosis extra de antioxidantes. En esta ensalada de fresa y espinaca, la vitamina C promueve la absorción del hierro vegetal o no hemo, que es la forma de hierro presente en alimentos de origen vegetal (frutas, verduras, legumbres, granos enteros, frutos secos, etc.). Por lo tanto, combinar alimentos ricos en hierro no hemo con fuentes de vitamina C puede mejorar la absorción de hierro.

Aquí te explico cómo sucede esto:

  1. Facilita la absorción: La vitamina C ayuda a convertir el hierro no hemo en una forma más soluble y fácilmente absorbible en el tracto gastrointestinal.
  2. Formación de complejos solubles: La vitamina C forma complejos solubles con el hierro no hemo, evitando así que se formen compuestos no solubles que dificulten su absorción.
  3. Reduciendo el hierro a una forma más absorbible: La vitamina C tiene la capacidad de reducir el hierro férrico a hierro ferroso, que es la forma en la que el cuerpo lo absorbe con mayor eficiencia.

¿Listo para preparar esta ensalada? ¡Sigue leyendo para descubrir como!


Ensalada de espinaca y fresa

Ingredientes:

  • 250 gramos de espinacas frescas, lavadas y secas
  • 100 gramos de fresas, lavadas y cortadas en rodajas
  • 1/5 taza de nueces o almendras, ligeramente tostadas y picadas
  • 1/4 taza de queso de cabra desmenuzado (opcional)

Para la vinagreta:

  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen
  • 1 cucharada de vinagre balsámico
  • 1 cucharadita de miel
  • Sal y pimienta al gusto

Instrucciones:

  1. Preparación de la vinagreta:
    En un tazón pequeño, mezcla el aceite de oliva, el vinagre balsámico y la miel. Agrega una pizca de sal y pimienta al gusto y mezcla bien. Reserva la vinagreta.
  2. Preparación de la ensalada:
    a. En un tazón grande, coloca las espinacas lavadas y secas.
    b. Agrega las fresas en rodajas, las nueces o almendras tostadas y el queso de cabra desmenuzado (si lo deseas). Mezcla.
  3. Montaje de la ensalada:
    Coloca la ensalada en un plato grande para servir.
  4. Aderezo y servir:
    Rocía la vinagreta preparada sobre la ensalada justo antes de servir. Mezcla suavemente para asegurar que todos los ingredientes estén bien cubiertos.

Recuerda que las necesidades de nutrientes y la forma en la que debemos alimentarnos para cuidar nuestra salud, es distinta para cada uno de nosotros. Si buscas mejorar tus hábitos, a mi Rocío, Licenciada en Nutrición y Ciencia de los Alimentos, me daría mucho gusto ser tu nutri. Estoy a tus órdenes 🙂 

Lnca. Rocío Bou

Lic en Nutrición y Ciencia de los Alimentos

Deja un comentario