• 11:25 pm
Diabetes

Comprendiendo la Diabetes: tipos y desafíos en la salud

La diabetes es una enfermedad crónica que afecta la forma en la que tu cuerpo utiliza la glucosa, el principal tipo de azúcar en la sangre. La insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa ingrese a las células para brindarles energía. Sin embargo, en la diabetes, el cuerpo no produce suficiente insulina o no la utiliza eficazmente, lo que resulta en niveles elevados de glucosa en la sangre, conocidos como hiperglucemia (glucosa alta).

Te recomendamos este video que explica la diabetes; la función del páncreas, la insulina y glucosa.

Tipos de Diabetes:

1. Diabetes Tipo 1:

La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunológico ataca y destruye las células del páncreas que producen insulina. Las personas con diabetes tipo 1 necesitan inyecciones diarias de insulina para sobrevivir. Suele diagnosticarse en la infancia o adolescencia, aunque también puede diagnosticarse en adultos.

2. Diabetes Tipo 2:

La diabetes tipo 2 es la forma más común de diabetes, representando aproximadamente el 90-95% de los casos. En este tipo de diabetes, el cuerpo no produce suficiente insulina o no la utiliza adecuadamente. Suele estar relacionada con la obesidad, el sedentarismo y la genética. A menudo se puede manejar con cambios en el estilo de vida, como una dieta saludable, ejercicio y, en algunos casos, medicamentos.

3. Diabetes Gestacional:

La diabetes gestacional se desarrolla durante el embarazo y puede desaparecer después del parto. Sin embargo, las mujeres que la experimentan tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro. Controlar los niveles de glucosa durante el embarazo es fundamental para garantizar un embarazo saludable.

4. Otros tipos de Diabetes:

Existen otros tipos menos comunes de diabetes, como la diabetes monogénica y la diabetes secundaria, que pueden estar relacionados con factores genéticos, enfermedades pancreáticas y otros trastornos.

Complicaciones y manifestaciones de la diabetes:

Complicaciones micro y macrovasculares de la diabetes o el descontrol glucémico.
Complicaciones micro y macrovasculares de la diabetes.

Los signos y síntomas de la diabetes se relacionan con las complicaciones microvasculares y macrovasculares de la hiperglucemia o azúcar en sangre no controlada (azúcar alta de forma persistente o constante) y pueden variar dependiendo del tipo y su gravedad.

Las complicaciones microvasculares perjudican los vasos sanguíneos pequeños, como la retinopatía diabética, la nefropatía diabética y la neuropatía periférica diabética. Las complicaciones macrovasculares afectan a los vasos sanguíneos de mayor tamaño (coronarios, periféricos y cerebrales) y desencadenan enfermedades cardiovasculares ateroscleróticas (ECVAE).

Signos y síntomas:

Aumento de la sed (polidipsia) y micción frecuente (poliuria): sensación constante de sed incluso después de beber agua.Necesidad frecuente de orinar, especialmente durante la noche.

Aumento del apetito (polifagia): hambre y antojos persistentes (en especial por alimentos dulces) y aumento en la cantidad de alimentos consumidos.

Pérdida de peso no intencional: pérdida de peso a pesar de un aumento en la ingesta de alimentos o sin hacer cambios evidentes en los hábitos de alimentación o actividad física.

Fatiga y debilidad:sensación constante de cansancio y falta de energía.

Visión borrosa: dificultad para enfocar adecuadamente la visión.

Cicatrización lenta de heridas: retraso en la cicatrización de cortes y heridas.

Infecciones frecuentes: mayor propensión a infecciones de la piel, encías, vejiga o infecciones vaginales.

Hormigueo o entumecimiento en manos y pies: sensaciones anormales en las extremidades, pérdida de la sensibilidad.

Cambios en la piel:piel seca o con picazón. Acantosis nigricans, una afección cutánea que provoca manchas oscuras y aterciopeladas en la piel, comúnmente en el cuello, axilas, ingles y pliegues corporales.

Cambios en el estado de ánimo: irritabilidad y cambios emocionales inexplicables.

Dificultad para concentrarse: problemas de memoria y concentración.

Náuseas y vómitos: pueden estar presentes en algunos casos y se asocian con hipoglucemia o los cambios en el control de la glucosa.

Estos signos y síntomas pueden manifestarse de forma diferente en cada persona. Si presentas alguno de estos, consulta a un profesional de la salud para realizar pruebas y un diagnóstico oportuno. La diabetes es una enfermedad crónica que requiere tratamiento y manejo para mantenerla bajo control y prevenir complicaciones a largo plazo.


¿Si ya soy adulto, mis hábitos pueden contribuir a que tenga menor riesgo?

La diabetes es una enfermedad crónica que afecta a millones de personas en todo el mundo y la alimentación y el estilo de vida son un pilar fundamental hacia una vida sin diabetes o, en caso de padecerla, hacia un mejor manejo y calidad de vida.

Dieta mediterranea, comida griega

El papel del nutri en la prevención de la Diabetes

Un nutricionista es un aliado esencial en este viaje hacia una vida sin diabetes tipo II. La alimentación y el estilo de vida son herramientas poderosas en la prevención de la diabetes.

Cómo ir con la nutri puede ayudarme a no desarrollar diabetes:

Mantener una salud metabólica adecuada, a través de una alimentación saludable que promueva una masa muscular funcional y adecuada y un tejido adiposo o células grasas en control y funcionales, puede contribuir a la reducción del riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, ya que el exceso de adiposidad o la masa muscular disfuncional se relacionan con la resistencia a la insulina.

Consumir una amplia variedad de alimentos nutritivos asegura que obtengamos todos los nutrientes necesarios para una buena salud metabólica. Incluir alimentos naturales, poco procesados promueve la salud general y ayuda a que disminuya el riesgo. La fibra, grasas mono y poliinsaturadas (como el aceite de oliva, pescados como las sardinas, el aguacate o las deliciosas nueces) y un patrón de alimentación saludable, pueden ser una herramienta que ayude a disminuir riesgo. Además, evitar alimentos con un contenido excesivo de azúcares añadidos (como los refrescos, caramelos, bollería, pasteles, etc), grasas trans y saturadas, sodio y energía sin nutrientes puede ayudarnos a no desarrollar esta condición.

Además, la actividad física regular y el movimiento corporal contribuyen al control de la glucosa en sangre. En unión con otros componentes del estilo de vida como el sueño y descanso.

Sí, es recomendable visitar a un nutriólogo sin aún no cuentas con un diagnóstico médico.

Un nutriólogo, proporciona orientación personalizada, desarrolla planes de alimentación adaptados a las necesidades individuales y enseña estrategias para llevar un estilo de vida saludable que puede ayudar a la prevención de la diabetes. ¿Ya checaste nuestro directorio?

¿Tienes alguna pregunta sobre cómo la alimentación puede influir en la prevención de la diabetes? ¡Déjala en los comentarios y estaré encantada de ayudar!


Agenda tu consulta de nutrición, actúa hoy.

Lnca. Rocío Bou

Lic en Nutrición y Ciencia de los Alimentos

Deja un comentario