• 4:32 pm
Mole Guajillo

El mole, auténtico tesoro de la cocina mexicana, es un platillo que nos conquista con sus colores vibrantes y su sabor profundo. Una de sus variaciones más populares y deliciosas es el Mole de Guajillo. En esta receta, exploraremos cómo crear este manjar con una combinación de chiles secos costeños y el distintivo sabor del guajillo.

Ingredientes:

  • 50 gramos de chiles secos costeños
  • 100 gramos de chile guajillo
  • 1 ramita de epazote
  • 3 jitomates asados
  • 1 diente de ajo
  • ¼ de cebolla
  • 1 pizca de orégano
  • ½ cucharadita de clavo
  • 1 cucharadita de pimienta
  • 1 cucharada (15 ml) de aceite

Preparación:

  1. Preparación de los Chiles: Comienza quitando las semillas de los chiles guajillos y costeños. Luego, dóralos en una sartén a fuego medio-alto para liberar sus sabores y aromas. Este paso intensifica el sabor del mole.
  2. Molienda y Mezcla: Muele los chiles previamente dorados junto con el clavo, la pimienta, el orégano, el ajo y unas rodajas de cebolla en un procesador de alimentos o molcajete, hasta obtener una pasta suave y homogénea. Separadamente, también muele los jitomates asados hasta lograr una consistencia similar.
  3. Cocción del Mole: Calienta una cacerola y agrega el aceite y algunas rodajas de cebolla. Una vez dorada, retira la cebolla y añade la mezcla de jitomate y chile que has preparado. Deja que la mezcla sazone bien a fuego medio-bajo, revolviendo ocasionalmente.
  4. Integración de Sabores: Agrega el epazote y continúa cocinando para que los sabores se fusionen a la perfección. Este paso es crucial para obtener un mole con un equilibrio de sabores exquisito.
  5. Cocción Final: Permite que el mole alcance la consistencia deseada, ajustando la sal si es necesario. Una vez lograda la consistencia ideal, retira la ramita de epazote.

Utensilios: Molcajete

¡Y eso es todo! Sirve tu mole de guajillo sobre pollo, pavo, o lo que prefieras, y acompaña este festín de sabores mexicanos con arroz o tortillas calientes.

Disfruta!!

Chile Guajillo: historia y beneficios nutricionales

El chile guajillo es un verdadero emblema de la gastronomía mexicana, un ingrediente que añade color, sabor y autenticidad a nuestras comidas. Este chile, que forma parte de la riqueza culinaria de México, tiene una historia fascinante y beneficios nutricionales que lo convierten en un verdadero tesoro para nuestra salud.

Historia y cultivo del Chile Guajillo

El chile guajillo es originario de México, y ha sido cultivado y consumido desde tiempos prehispánicos. Es uno de los chiles secos más comunes y ampliamente utilizados en la cocina mexicana. Su nombre “guajillo” proviene del náhuatl “huaxin” que significa “cuerno” o “nariz”, haciendo referencia a su forma alargada y puntiaguda.

El chile guajillo crece en plantas del género Capsicum annuum y se caracteriza por su color rojo oscuro y su sabor ligeramente ácido con notas de té y piña. Se seca al sol, transformándose en un chile seco con una textura arrugada.

Beneficios Nutricionales del Chile de Guajillo

  1. Alto Contenido de Nutrientes:
    El chile de guajillo es una excelente fuente de vitaminas A y C. Estas vitaminas son esenciales para el sistema inmunológico, la piel y la visión.
  2. Rico en Minerales:
    Contiene minerales importantes como zinc, potasio y magnesio, que son esenciales para varias funciones del organismo, incluyendo la regulación de la presión arterial.
  3. Potente Antioxidante:
    El chile guajillo es rico en antioxidantes, como los flavonoides y carotenoides, que ayudan a combatir los radicales libres y reducir el riesgo de enfermedades crónicas.
  4. Promotor de la digestión:
    Su contenido de fibra dietética favorece una digestión saludable y ayuda a prevenir problemas digestivos como el estreñimiento.
  5. Posible Efecto Termogénico:
    Algunos estudios sugieren que ciertos compuestos en los chiles, como la capsaicina, pueden tener un efecto termogénico que ayuda en la oxidación de grasa y la función de las mitocondrias.

Incorpora el Chile de Guajillo en tu Dieta

Añadir chile guajillo a tus comidas no solo les brinda un sabor y color únicos, sino que también te beneficia nutricionalmente.

¡Explora la riqueza de la cocina mexicana y disfruta de los beneficios de este increíble chile!

¿Ya probaste nuestra deliciosa salsa de habanero? Chécala aquí.

Lnca. Rocío Bou

Lic en Nutrición y Ciencia de los Alimentos

Deja un comentario