• 4:18 am

Las fresas, además de ser deliciosas, son una excelente fuente de vitamina C, antioxidantes y fibra. Por otro lado, el yogur griego es rico en proteínas y probióticos, que benefician la salud intestinal. Hoy te comparto una receta sencilla pero nutritiva.


Ingredientes:

  • 🍓 1 taza de fresas frescas, lavadas y cortadas en rodajas
  • 🥄 1 taza de yogur griego natural
  • 🍯 1 cucharadita de miel (opcional)
  • 🌿 Hojas de menta fresca para decorar (opcional)

Instrucciones:

  1. En un tazón, mezcla el yogur griego con la miel, si estás usando.
  2. En copas individuales, coloca una capa de yogur griego en el fondo.
  3. Agrega una capa de fresas cortadas encima del yogur.
  4. Repite el proceso, alternando capas de yogur y fresas.
  5. Decora con hojas de menta fresca, si lo deseas.

Recuerda que asistir con un nutricionista es la mejor alternativa cuando se trata de recomendaciones en salud y alimentación. Esta receta es sólo de referencia y no reemplaza el consejo nutricional individualizado.

Lnca. Rocío Bou

Lic en Nutrición y Ciencia de los Alimentos

Deja un comentario