Las ensaladas son platillos versátiles que a menudo pueden adaptarse a diferentes gustos, necesidades y situaciones. Hoy te traigo una receta llena de sabor y nutrientes: la Ensalada de Lentejas a la Mexicana. Esta receta combina la frescura de los ingredientes y la deliciosa sazón mexicana con el poder nutritivo de las lentejas. Es perfecta para una comida ligera, ya sea como plato principal o como acompañamiento.


Ingredientes:

  • 1 taza de lentejas cocidas
  • 1 tomate picado
  • 1 cebolla roja picada
  • 1 pimiento rojo picado
  • 1 manojo de cilantro fresco picado
  • 1/2 aguacate cortado en cubos
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • 1 limón (jugo)
  • Pimienta al gusto

Preparación de la ensalada de lentejas:

  1. Preparación de las lentejas: Cocina las lentejas hasta que estén tiernas. Escúrrelas y enjuágalas con agua fría. Resérva.
  2. Mezcla de vegetales: En un tazón grande, combina el tomate, la cebolla, el pimiento, el cilantro y el aguacate. Si lo prefieres, puedes agregar maíz para un toque extra de sabor y color.
  3. Aderezo: En otro recipiente, mezcla el jugo de limón con el aceite de oliva. Agrega pimienta al gusto. Este aderezo aportará una frescura cítrica a la ensalada.
  4. Uniendo todos los ingredientes: Añade las lentejas escurridas a la mezcla de vegetales. Vierte el aderezo sobre la ensalada y mezcla suavemente para combinar todos los ingredientes.

Esta ensalada de lentejas es una explosión de sabores frescos y nutrientes, ideal para quienes buscan una opción saludable y deliciosa. Las lentejas aportan proteínas, fibra y una serie de nutrientes esenciales, convirtiendo esta receta en una opción nutritiva y satisfactoria.

¡Disfruta de esta ensalada fresca y auténtica que te transportará a la riqueza de la cocina mexicana!

Las ensaladas, al ser platos versátiles, pueden ser adaptadas a los gustos y necesidades individuales, ofreciendo una amplia gama de ingredientes que van más allá de las verduras verdes. Esta variedad nutricional y visual es parte de la belleza de las ensaladas, permitiendo su personalización y adaptación a las preferencias culinarias y nutricionales de cada persona.


La ensaladas, no siempre son verdes….

  1. Las ensaladas pueden contener frutas, verduras, legumbres, granos, proteínas, frutos secos o semillas. Esta variedad aporta diferentes colores, texturas y sabores.
  2. En diversas culturas, las ensaladas se preparan con ingredientes tradicionales o locales que no siempre son verdes.
  3. Dependiendo de la estación del año, ciertos ingredientes, como frutas o vegetales, pueden estar más disponibles y ser más utilizados en las ensaladas, aportando una amplia gama de colores.

Aunque el incluir vegetales y verduras de hoja verde puede traer varios beneficios a tu salud:

Los vegetales de hoja verde son una fuente importante de nutrientes clave para la salud. Algunos de los vegetales de hoja verde más comunes incluyen la espinaca, la acelga, la lechuga, el kale (col rizada), la rúcula, la col berza, el berro y las hojas de mostaza. Estos vegetales son ricos en una variedad de nutrientes esenciales, entre los que se incluyen:

1. Vitaminas:

  • Vitamina A: Importante para la salud de la visión, la piel y el sistema inmunológico.
  • Vitamina C: Contribuye al sistema inmunológico y ayuda en la absorción del hierro.
  • Vitamina K: Esencial para la coagulación de la sangre y la salud ósea.

2. Minerales:

  • Hierro: Ayuda en el transporte de oxígeno en el cuerpo.
  • Calcio: Fundamental para la salud ósea y la función muscular.
  • Potasio: Importante para el equilibrio de líquidos y la función muscular.

3. Fibra:

  • Contribuyen a la salud digestiva y pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2.

4. Antioxidantes:

  • Los vegetales de hoja verde contienen antioxidantes como los carotenoides y flavonoides, que ayudan a combatir el estrés oxidativo y a proteger las células.

¿Disfrutas de las leguminosas?, te recomendamos estas recetas:

Lnca. Rocío Bou

Lic en Nutrición y Ciencia de los Alimentos

Deja un comentario