• 1:44 pm

La berenjena (Solanum melongena) es una planta originaria de la India y pertenece a la familia de las solanáceas, que también incluye tomates, pimientos y papas. Es cultivada por sus frutos comestibles, que son generalmente de forma alargada y tienen una piel lisa y brillante. Aunque varían en color, las variedades más comunes son de color morado oscuro, pero también existen variedades blancas, verdes y algunas rayadas.

Además de su versatilidad en la cocina, la berenjena también tiene beneficios nutricionales, ya que es una buena fuente de fibra, vitaminas y minerales esenciales. Además, el color púrpura característico es dado por antioxidantes, como antocianinas y otros compuestos fenólicos, que pueden ayudar a combatir el daño causado por los radicales libres en el cuerpo. La berenjena contiene fitonutrientes como nasunina, que se cree que tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Ingredientes:

  • 2 berenjenas medianas
  • 2 tomates maduros
  • Tomate triturado (400 g)
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 100 g de queso mozzarella
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • Albahaca fresca o seca (opcional)

Instrucciones:

  1. Precalienta el horno a 180°C.
  2. Lava las berenjenas y córtalas en rodajas finas.
  3. Coloca las rodajas de berenjena en una bandeja para horno, rocíalas con un poco de aceite de oliva y sazona con sal y pimienta. Lleva al horno por unos 15 minutos o hasta que estén tiernas. Retira y reserva.
  4. Mientras las berenjenas se hornean, prepara la salsa de jitomate. Pica finamente la cebolla y los ajos. En una sartén, sofríe la cebolla y el ajo hasta que estén dorados.
  5. Agrega los tomates picados a la sartén y cocina hasta que se deshagan y se forme una salsa.
  6. Incorpora el tomate triturado y deja cocinar la mezcla a fuego medio durante unos 10-15 minutos, sazona con albahaca al gusto.
  7. En un refractario para horno, coloca las rodajas de berenjena, seguida de una capa de salsa de jitomate y queso. Repite hasta que hayas utilizado todas las berenjenas.
  8. Termina con un poco de queso en la parte superior.
  9. Hornea durante aproximadamente 20-25 minutos o hasta que el queso esté dorado y burbujeante.
  10. Retira del horno y deja reposar unos minutos antes de servir.

Lnca. Rocío Bou

Lic en Nutrición y Ciencia de los Alimentos

Deja un comentario