Los pimientos rellenos son una opción deliciosa y nutritiva que combina fuentes de fibra, como los pimientos y las lentejas, con alimentos ricos en proteínas, como las lentejas y el queso. Esta combinación no solo proporciona un sabor delicioso, sino que también contribuye a promover una salud adecuada y un buen estado nutricional.

Las lentejas, legumbres apreciadas por su alto contenido proteico y su versatilidad en la cocina, tienen un origen antiguo que se remonta a miles de años en la región del Medio Oriente y el subcontinente indio. Por otro lado, los pimientos, conocidos por su variedad de colores y sabores, tienen una historia fascinante que se remonta a América, donde fueron cultivados por primera vez en México y América Central antes de su difusión por todo el mundo gracias a la llegada de los europeos. Juntos, los pimientos rellenos ofrecen una experiencia culinaria única que celebra la diversidad y la riqueza de la historia gastronómica mundial.

Ingredientes:

  • 🌶️ 4 pimientos grandes (de colores variados)
  • 🥄 1 taza de lentejas cocidas
  • 🧅 1/2 taza de cebolla picada
  • 🧄 1 diente de ajo, picados
  • 🥕 1 zanahoria grande, en cubos pequeños
  • 🌿 1 tallo de apio, picado
  • 🍅 1 tomate grande, picado
  • 🌿 1 cucharadita de comino en polvo y 1/2 cucharadita de orégano seco
  • 🧀 Queso rallado

Instrucciones:

  1. Precalienta el horno a 200°C.
  2. Lava los pimientos y córtalos por la mitad a lo largo. Retira las semillas y las membranas.
  3. Coloca los pimientos en una bandeja para horno con la parte cortada hacia arriba. Rocíalos con un poco de aceite de oliva. Hornea durante unos 20 minutos o hasta que estén tiernos.
  4. Mientras tanto, prepara el relleno. En una sartén grande, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio. Añade la cebolla y el ajo, y sofríe hasta que estén dorados.
  5. Agrega la zanahoria y el apio, y cocina por unos minutos más. Incorpora el tomate y las especias (comino, pimentón, orégano), y cocina por otros 5 minutos.
  6. Añade las lentejas cocidas y mezcla bien. Cocina por unos minutos más, hasta que todos los sabores se integren.
  7. Rellena los pimientos con la mezcla de lentejas y espolvorea queso rallado por encima, si lo deseas.
  8. Vuelve a colocar los pimientos en el horno y hornea por unos 10 minutos más, o hasta que el queso se haya derretido y esté dorado.
  9. Sirve los pimientos asados rellenos de estofado de lentejas calientes y ¡disfruta!

Recuerda que asistir con un nutricionista es la mejor alternativa cuando se trata de recomendaciones en salud y alimentación. Esta receta es sólo de referencia y no reemplaza el consejo nutricional individualizado.

Lnca. Rocío Bou

Lic en Nutrición y Ciencia de los Alimentos

Deja un comentario