Inequidad en salud, lo que tienes que saber.

Inequidad en salud, que es

La inequidad en salud, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), describe a las diferencias en salud de origen social, que son sistemáticas en su distribución entre la población, e injustas.

La inequidad en salud expone diferencias en el estado de salud o en la distribución de los recursos sanitarios entre diferentes grupos de la población, que surgen de las condiciones sociales en las que las personas nacen, crecen, viven, trabajan y envejecen.

Estas desigualdades suponen grandes costos sociales y económicos para los individuos y para las sociedades. La inequidad en salud ocurre cuando las desigualdades se distribuyen injustamente.

Los factores sociales, incluida la educación, la situación laboral, el nivel de ingresos, el género y el origen étnico, influyen en el grado de salud de una persona. 

En todos los países –ya sean de ingresos bajos, medios o altos– existen grandes disparidades en el estado de salud entre grupos sociales. 

Inequidad en salud

La equidad en salud es crucial para garantizar que todas las personas tengan igualdad de acceso a servicios y oportunidades, sin importar su origen, género, ubicación o condición socioeconómica. Esto promueve una sociedad justa y mejora la calidad de vida para todos.

Cuanto más baja es la posición socioeconómica de un individuo, mayor es su riesgo de tener mala salud.


En resumen, las desigualdades ocurren cuando las personas se ven privadas injustamente de sus derechos. Sin la oportunidad de desarrollar las habilidades que necesitan para competir, a estas personas les resulta difícil romper el círculo vicioso de la pobreza, gozar de un estado de salud adecuado y brindar a la próxima generación la oportunidad de desarrollar su potencial.

-Las inequidades en salud podrían reducirse con la combinación adecuada de políticas gubernamentales.

Inequidad en salud

¿De dónde viene la inequidad en salud?

Las inequidades en salud están relacionadas con factores sociales, económicos y políticos que determinan el acceso a recursos y oportunidades.

Determinantes estructurales –inequidad en salud:

Contexto socioeconómico y político:

  • Gobernanza.
  • Políticas macroeconómicas.
  • Políticas Sociales (Trabajo, Mercado, Vivienda, Suelo).
  • Políticas Públicas (Educación, Salud, Protección Social).
  • Cultura y valores sociales.

Posición socioeconómica:

  • Clase social.
  • Género.
  • Etnicidad.
  • Educación.
  • Ocupación.
  • Ingreso.

Determinantes intermedios de la inequidad en salud:

  • Circunstancias materiales (vivienda y trabajo, condiciones, alimentación).
  • Comportamientos y Factores Biológicos.
  • Factores psicosociales.

Los determinantes sociales de la salud; estructurales e intermedios; impactan sobre la equidad en la salud y el bienestar. 

1.Condiciones socioeconómicas: Incluyen ingresos, educación, empleo, acceso a vivienda adecuada y seguridad alimentaria. Las personas con bajos ingresos y limitado acceso a recursos tienen mayor probabilidad de enfrentar inequidades en salud.

2.Ambiente físico y social: La calidad del entorno en el que se vive, incluyendo la exposición a contaminantes, seguridad, acceso a espacios verdes y servicios de salud.

3.Educación y alfabetización: El nivel educativo influye en el conocimiento sobre salud, la toma de decisiones informadas y el acceso a empleo y oportunidades económicas, lo que a su vez impacta en la salud.

4.Acceso y calidad de la atención médica: El acceso a servicios de salud de calidad, incluyendo atención preventiva, diagnóstico y tratamiento adecuados, puede variar según el nivel socioeconómico y la ubicación geográfica, generando desigualdades en salud.

Continuando…

5. Cultura y discriminación: Las prácticas culturales y la discriminación pueden influir en el acceso a servicios de salud, en la percepción de enfermedad y en la calidad de la atención recibida, afectando desproporcionadamente a ciertos grupos poblacionales.

6.Género y equidad de género: además, las inequidades basadas en género y la falta de equidad en oportunidades y acceso a recursos pueden tener un impacto significativo en la salud, especialmente en áreas como la salud reproductiva y violencia de género.

7.Políticas y sistemas de salud: las políticas y estructuras gubernamentales pueden influir en la distribución de recursos y en el acceso a servicios de salud, creando desigualdades si no están diseñadas para abordar las necesidades de todos los grupos de manera equitativa.

Abordar la inequidad en salud implica trabajar en los determinantes sociales para garantizar que todas las personas tengan igualdad de oportunidades y acceso a recursos. Esto requiere intervenciones intersectoriales, políticas inclusivas y acciones coordinadas a nivel local, nacional e internacional.

-Los costos de la atención médica, pueden agotar rápidamente los recursos de los hogares, llevando a las familias a la pobreza. 

-Las disparidades en salud son enormes entre y dentro de los países. 

  • Las desigualdades en salud tienen un costo financiero significativo para las sociedades. 
  • Estas, frenan el desarrollo. 
  • Las desigualdades afectan de forma desproporcionada a mujeres, grupos étnicos, migrantes, adultos mayores, niñas y niños.

La reducción de las desigualdades podría disminuir muertes evitables, evitar gastos de bolsillo catastróficos , disminuir la brecha de oportunidades dentro y entre países y contribuir a tener un mundo más justo.

¿Ya leíste nuestro artículo acerca de la mortalidad materna como indicador de las inequidades en salud? Te invitamos a picar este enlace.

Lnca. Rocío Bou

Lic en Nutrición y Ciencia de los Alimentos

Deja un comentario