• 3:32 am

Maíz transgénico, impulsa el deterioro de la tierra y la biodiversidad.


El maíz transgénico, es una modificación genética de la planta de maíz que se desarrolló para aumentar su resistencia y rendimiento. Sin embargo, su impacto en la salud de la tierra, el medio ambiente y la biodiversidad genera preocupaciones significativas.

¿Qué es el Maíz Transgénico y cómo se cultiva?

El maíz transgénico, también conocido como maíz genéticamente modificado (MG), es una variedad de maíz que ha sido alterada a nivel genético mediante la introducción de genes de otras especies para obtener características deseadas. Estas modificaciones genéticas buscan mejorar la resistencia a plagas, la tolerancia a herbicidas, la calidad nutricional y la productividad de los cultivos. A continuación, se explica el proceso de modificación genética del maíz:

1. Identificación de características deseadas: El proceso de modificación genética comienza con la identificación de las características que se desean mejorar en el maíz. Estas pueden incluir resistencia a ciertas plagas, mayor rendimiento, tolerancia a condiciones adversas o una composición nutricional específica.

2. Selección de genes donantes: se eligen genes de otras plantas, animales, bacterias o virus que posean las características deseadas. Estos genes se denominan genes donantes o transgenes.

3. Inserción del gen en el genoma del maíz: El gen seleccionado se inserta en el ADN del maíz mediante técnicas de ingeniería genética. Este proceso se realiza en laboratorio y puede involucrar métodos como la biolística o la transformación con Agrobacterium tumefaciens.

4. Creación de un organismo modificado:una vez que se inserta el gen en el genoma del maíz, se obtiene un organismo genéticamente modificado (OGM) o transgénico. Este maíz adquirirá las características deseadas debido a la expresión del gen insertado.

5. Multiplicación y cultivo:las plantas transgénicas resultantes se cultivan y se multiplican para obtener una población de maíz transgénico.

6. Pruebas y evaluación:las nuevas variedades de maíz transgénico se someten a pruebas exhaustivas en laboratorio y en campo para evaluar su seguridad, eficacia y otros aspectos relevantes. Estas pruebas incluyen análisis genéticos, estudios sobre impacto ambiental y evaluación de la composición nutricional.

7. Aprobación regulatoria: antes de ser comercializado, el maíz transgénico debe recibir la aprobación de las autoridades reguladoras, que evalúan la seguridad para la salud humana y animal.

8. Comercialización: una vez aprobado, el maíz transgénico puede ser comercializado y utilizado en la agricultura, la industria alimentaria y otros sectores que se beneficien de sus características mejoradas.

La modificación genética no está exenta de controversias en relación con sus posibles impactos

ambientales, económicos y sociales, así como sobre su seguridad y regulación.

Maíz transgénico

Impacto del Maíz transgénico en la tierra y el medio ambiente

El maíz transgénico o genéticamente modificado (MG), ha generado preocupación debido a su impacto potencial en la salud humana y el medio ambiente. Aquí se exploran algunos aspectos críticos:

Depleción de suelos:

El cultivo intensivo de maíz transgénico puede agotar rápidamente los nutrientes del suelo. El maíz es conocido por ser una planta exigente en nutrientes, especialmente en nitrógeno, fósforo y potasio. Con la práctica de monocultivo intensivo, donde se cultiva maíz año tras año, los suelos pueden empobrecerse y perder su fertilidad natural. Esto conlleva a una dependencia de fertilizantes químicos, lo que aumenta los costos para los agricultores y puede tener consecuencias negativas para la salud del suelo y el medio ambiente a largo plazo.

Resistencia a plagas y herbicidas:

Uno de los objetivos de la modificación genética es conferir resistencia a las plagas y herbicidas al maíz. Sin embargo, esto ha llevado al uso excesivo de pesticidas y herbicidas, ya que las plagas pueden desarrollar resistencia a las proteínas tóxicas producidas por la planta modificada genéticamente. Con el tiempo, esta resistencia obliga a los agricultores a usar cantidades aún mayores de productos químicos, lo que contribuye a la contaminación del suelo, agua y aire. Además, existe preocupación sobre cómo estos químicos pueden afectar la salud humana a través de la exposición directa o la acumulación en la cadena alimentaria.

Amenaza para la Biodiversidad:

La introducción de maíz transgénico puede tener un impacto en la biodiversidad al modificar los ecosistemas circundantes. Por ejemplo, el polen del maíz transgénico puede ser transportado por el viento e hibridarse con plantas silvestres relacionadas, lo que puede llevar a la aparición de nuevas variedades genéticas. Esto puede suponer una amenaza para las plantas autóctonas y su equilibrio ecológico. Además, los cultivos transgénicos pueden afectar a los insectos polinizadores y otros organismos presentes en el entorno, lo que tiene implicaciones para la cadena alimentaria y la salud de los ecosistemas.


La introducción y cultivo de maíz transgénico pueden tener un impacto en otras especies de maíz

Tanto en términos de contaminación genética como de alteración de las interacciones ecológicas. Aquí se explican los posibles efectos:

Contaminación Genética:

Cuando el polen del maíz transgénico se dispersa a través del viento o insectos polinizadores, puede fertilizar plantas de maíz no transgénico u otras variedades de maíz convencional, dando lugar a una contaminación genética no deseada. Esto puede llevar a la pérdida de la pureza genética y la diversidad de variedades locales y tradicionales de maíz.

La contaminación genética puede dar lugar a la aparición de plantas híbridas que contienen genes tanto del maíz transgénico como de las variedades locales. Estos híbridos pueden tener características imprevistas y pueden propagarse en el entorno, afectando así la diversidad genética y la adaptabilidad de las especies de maíz.

El maíz transgénico puede tener un impacto en la biodiversidad al alterar los ecosistemas donde se cultiva. Por ejemplo, si el maíz transgénico se cultiva en áreas cercanas a hábitats naturales, puede afectar a la flora y fauna locales al modificar la disponibilidad de alimentos y hábitats. Esto puede afectar a insectos polinizadores, aves y otros organismos que dependen del maíz y sus alrededores.


Te recomendamos:

El consumo y uso del maíz transgénico también impacta sobre la salud.

¿Qué podemos hacer?

Es esencial abordar estos problemas mediante un manejo adecuado de los cultivos transgénicos, regulaciones efectivas, seguimiento continuo y educación sobre buenas prácticas agrícolas.

La coexistencia de diferentes formas de cultivo y la protección de la diversidad genética son fundamentales para garantizar la sostenibilidad y la biodiversidad en la agricultura.

  • Agricultura orgánica: optar por agricultura orgánica como alternativa al cultivo de maíz transgénico.

  • Promoción de prácticas sostenibles: incentivar prácticas agrícolas que sean respetuosas con el medio ambiente y fomenten la biodiversidad.

  • Conciencia pública y regulaciones: darle importancia de la educación pública y regulaciones adecuadas para garantizar la seguridad y sostenibilidad en la agricultura.

Queremos futuro, aplaudimos el cambio.

Lnca. Rocío Bou

Lic en Nutrición y Ciencia de los Alimentos

Deja un comentario